jueves, 22 de septiembre de 2016

El Museo de Cádiz espera su ampliación definitiva a Bellas Artes

Este es el edificio de Bellas Artes, que acogió a su escuela hasta hace unos años, una vez trasladado a su nueva ubicación en Astilleros.

La idea original, aún vigente según la administración competente, es la ampliación del contiguo Museo de Cádiz a este edificio de Bellas Artes. Ya en el Plan Director del Museo de Cádiz, en 1980, se determinó la ampliación del espacio museístico. Aún queda la más ambiciosa, la que hace referencia a la Escuela de Bellas Artes.

Hoy por hoy está aparcada, como otros tantos proyectos en la ciudad. Primero los retrasos en el traslado del centro educativo, luego los problemas legales en cuanto a la titularidad, a los que se le une la dichosa crisis.

Su actual estado es el de cerrado a cal y canto, sin uso, viendo pasar los días. De momentos las administraciones ya se han puesto de acuerdo en la permuta de la titularidad entre el Ayuntamiento, actual propietario, y el Ministerio de Cultura del Gobierno de España, que es la que tiene que aportar los suficientes presupuestos en ampliar el Museo de Cádiz y convertirlo en uno de los grandes museos españoles. La Junta de Andalucía es la gestora, dado que tiene las competencias en Cultura. 



sábado, 17 de septiembre de 2016

La plaza de Mina, descuidada y falta de mantenimiento


Este es el estado en que se encuentra la plaza Mina. Un espacio urbano de primer nivel en Cádiz, por su riqueza botánica, la belleza paisajística del entorno arquitectónico, así como turístico al ubicarse el Museo de la ciudad.

En un simple paseo se puede apreciar numerosos desperfectos, que si bien no son muy grandes, sí están localizados afeando mucho este espacio, como si no tuviera mantenimiento.


 Las escalinatas que ascienden al templete central, tienen varias lozas rotas o inexistentes, algo que ocurre también con los bancos, que presentan azulejos rotos en sus bajos.

Además del mobiliario urbano falto de mantenimiento, las zonas ajardinadas dejan mucho que desear. Letreros prácticamente ilegibles, que hay que sustituir si realmente se quiere dar información tanto de las plantas como de avisos de respeto. Otras zonas carecen de vegetación alguna, como la enseñamos en la imagen donde se ve un terral absolutamente seco y sin césped.


El mantenimiento de este espacio público es responsabilidad del Ayuntamiento de Cádiz, tanto de la Delegación de Mantenimiento Urbano como la de Parques y Jarfines, así como la de Medioambiente, en el tema de la limpieza. 

El civismo ciudadano se hace indispensable, máxime en una plaza muy acogedora con mucha afluencia de adultos y menores, con terrazas de bares y restaurantes. Es una zona de ocio y turístico de primer nivel.


La plaza Mina es la gran plaza ajardinada de Cádiz, creada a en el primer tercio del siglo XIX en lo que era los huertos del cercano Convento de San Francisco y que fueron expropiados a la Iglesia, tras la Desamortización de Mendízabal. 

El proyecto fue del arquitecto Torcuato Benjumeda y continuado por Daura. Cuenta con cuatro espacios ajardinados cuadrados, una zona central donde se ubicó un templete, que hoy en día no existe, así como las cuatro calles que la circundan,

El proyecto no fue sólo de la zona ajardinada, sino de urbanismo y planeamiento dado que se construyeron edificios como el de Bellas Artes o el Museo de Cádiz. 




miércoles, 14 de septiembre de 2016

El entorno de la Catedral, principal monumento de Cádiz, ejemplo de lo que no se debe hacer en materia de patrimonio

No es nada nuevo, pero no por ello tenemos que hacer oídos sordos a esta situación que, con el simple gesto de mirar, hace que duelan los ojos a los que amamos el patrimonio.

Es la calle Arquitecto Acero, en el flanco lateral de la Catedral Nueva. Una calle con circulación de vehículos aunque sin salida, dado que en San Juan está restringida la circulación, a excepción de garajes y taxis, así como la propia plaza de la catedral, que tiene autorización sólo para taxis.

La calle Arquitecto Acero es usada principalmente como aparcamiento de zona azul y el flanco de la catedral como zona de carga y descarga. Esta situación hace que vehículos de grandes dimensiones tapen esta fachada de la catedral, tal como se puede ver en la imagen.

Poco respeto al patrimonio es lo que se demuestra con esta forma de actuar de la Delegación de Tráfico del Ayuntamiento de Cádiz. Desde Por un Cádiz Mejor, sin lugar a dudas esta imagen no es la más positiva para el turista que llega a la ciudad y ve la estampa del lateral de la catedral tapada por coches y furgonetas. 

Ya el Ayuntamiento ha restringido el aparcamiento en algunas calles, o tramos de ellas, y en Arquitecto Acero también se puede hacer porque hay una importante bolsa de aparcamiento en la calle sin salida donde se ubica el taller en la esquina con el Campo del Sur. En esa zona se podría reubicar la zona de carga y descarga, dejando expedito el lateral catedralicio. Si no, otra alternativa seria dedicar el lateral pegado a los edificios residenciales frente a este lateral, la zona de carga y descarga. 

Soluciones hay y se pueden hacer. No es de recibo esta imagen tan dañina para nuestro patrimonio. En otras ciudades, que son patrimonio de la humanidad, disimulan hasta los bidones de basura, en Cádiz, colocamos una zona de carga y descarga pegado a la catedral, algo que hizo el gobierno municipal anterior y que está manteniendo el actual. 




sábado, 10 de septiembre de 2016

La Justicia da la razón al colectivo Valcárcel Recuperado

La noticia saltaba este viernes 9 de septiembre, un día grande para el asociacionismo reivindicativo de Cádiz que tiene al colectivo Valcárcel Recuperado, como un ejemplo de lucha y justicia.

La Audiencia Provincial ha absuelto de un delito de usurpación a los cinco integrantes del colectivo Valcárcel Recuperado que habían sido condenados al pago de una multa por la "okupación" del emblemático edificio viñero en junio de 2011, por parte del Juzgado de lo Penal número 4 de Cádiz el pasado mes de enero. 

En la sentencia de la Audiencia, se dice que en el momento de los hechos "el edificio se encontraba en estado de total abandono, sobradamente acreditado por informes técnicos y prueba documenta, no habiéndose realizado obra alguna de conservación ni mantenimiento en diez años". La Audiencia considera que "cuando estamos ante fincas o inmuebles respecto de los que forma palmaria y manifiesta el titular no ejercita el derecho posesorio, el delito no puede existir". Para más inri, la justicia va más allá y determina que "es el propio titular el que la ha puesto en riesgo renunciando a unas mínimas medidas de protección, exclusión y conservación".

El colectivo Valcárcel Recuperado ha dejado su postura en las redes sociales "La sentencia de absolución no hace sino confirmar que teníamos razón desde un principio. No es que la necesitásemos, porque estábamos convencidas de ello; pero siempre está bien que quede por escrito y asumido por la judicatura: no puede ser delito rescatar un edificio, un BIC para más inri, del abandono al que le somete la especulación, y hacerlo, además, de forma horizontal, autogestionaria y abierta a todo quien quiera participar. El derecho de la propiedad privada no es omnímodo.

-No hacíamos mal, todo lo contrario, mal hicieron quienes durante los 10 años precedentes a nuestra entrada (y los 4 que van desde nuestro desalojo), han condenado a Valcárcel al abandono.

-Habría que ver si con las acciones de rescate y rehabilitación que desempeñamos con el esfuerzo colectivo de mucha gente durante aquellos siete meses, no estaría ya en ruinas el edificio.

-Teníamos razón al proponer (y llevar a la práctica) que la ciudadanía se organice para rescatar de las manos de la especulación (pública y privada en este caso) los bienes muebles de la ciudad. Es un deber ciudadano y un derecho. Es legítimo, y ahora sabemos que no es punible organizarse contra las injusticias, aunque esto implique desobediencia civil y no acatar las normas preestablecidas. La lucha abre el camino a la mejora de la sociedad.

-Hacerlo de forma plural, abierta, horizontal y autogestionariamente, además, da un plus de legitimidad: no se arrebata de las manos de los especuladores para convertir el espacio en algo privativo tuyo. Se trataba desde un principio de darle un uso social al edificio y hacerlo invitando a cualquiera a la gestión del mismo.

-Queremos recordar que ya en nuestro primer comunicado señalábamos que esta problemática del abandono, en nuestro Cádiz, no es exclusiva de Valcárcel. La ciudad está llena de edificios abandonados por la malicia especulativa y por la dejadez de las administraciones.

-Por lo tanto, consideramos esta sentencia una victoria. Una victoria de todas aquellas personas y colectivos que, tanto desde la propia ciudad de Cádiz, como desde la provincia o incluso más allá, se interesaron por el proyecto, mostrando su interés y se implicaron en él en mayor o menor medida. Con especial mención a aquellos que siguieron apoyando y no se desvincularon durante los cuatro años de travesía en el desierto judicial. Más allá, es una victoria para la ciudadanía que se organiza y lucha por conseguir una sociedad más justa.

-Sobre el futuro de Valcárcel, del edificio, no tenemos ninguna postura común. Más allá de tener claro que no queremos para este emblématico edificio un uso privado ni privativo. Sea cual sea su uso futuro, debe estar abierto para el disfrute y uso de las personas, sin que medie el enriquecimiento de nadie en particular".

Por un Cádiz Mejor muestra su felicitación a este colectivo porque en todo momento hicieron una labor social y gracias al cual, durante un tiempo, se le dio uso a un edificio abandonado, como ha dicho la misma sentencia y los informes técnicos. Muchos profesionales pusieron su conocimiento al servicio general con este edificio mítico en la ciudad que sigue cerrado a cal y canto.


jueves, 25 de agosto de 2016

La plaza Asdrúbal, en estado deplorable

Asdrúbal es una de las grandes plazas de las Puertas de Tierra, un espacio amplio que alberga tanto zonas verdes, como infantiles, terrazas para bares, espacios con patrimonio cultural dado que aquí se encuentran ubicado los restos del acueducto romano que surtía de agua proveniente del Templul al Cádiz de la época, al Gades romano. 

Una plaza muy usada y transitada, tanto por los residentes como los muchos ciudadanos, sean de la ciudad o de la provincia por los numerosos edificios administrativos allí ubicados, como Tráfico, consejerías de la Junta de Andalucía o La Tesorería de la Seguridad Social. 

De igual forma, la aledaña avenida Almilcar Barca con las numerosas terrazas de bares y restaurantes, hace que Asdrúbal se convierta en un hervidero de gente que busca en esta zona, uno de los grandes balcones de Cádiz con sus mágicos atardeceres.


El uso, por lo tanto es intenso, y el cuidado debería ser el máximo posible, algo que constatamos no es así dado que las zonas ajardinadas dejan mucho que desear, tanto por el estado del césped, muy estropeado y con numerosas calvas, como suciedad, con gran cantidad de papeles o bolsas. El mantenimiento de la plaza de Asdrúbal deja mucho que desear, y lo que parece que podría ser puntual, por ejemplo la acumulación de basura por el levante..., la realidad nos muestra lo cruda que es, el estado de casi abandono en que se encuentra. 

Esta plaza, como el resto de plazas de la ciudad, deben de ser adecentadas, mantenidas tanto en pavimentación, jardinería como limpieza, y eso no está ocurriendo en Asdrúbal.

La imagen deplorable es evidente y aquí la delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Cádiz tiene mucho que decir porque no es de recibo en en estado en que se encuentra. Esperemos que con un poco de ganas de hacer las cosas cada uno haga su deber, el ciudadano en respetar las zonas verdes y no pisarlas, los padres y niños en cuidar el patrimonio cultural y las zonas de juegos, así como ser cívicos y usar las papeleras allí ubicadas.



sábado, 13 de agosto de 2016

El patrimonio no sólo es pasado, es el presente y futuro del desarrollo económico de Cádiz


Nos hacemos eco y apoyamos en su totalidad la ruta en favor del patrimonio gaditano y la denuncia sobre su abandono que se hizo el jueves 11 de agosto en Cadiz organizada ADIP (Asociación para la Difusión e Investigación del Patrimonio Cultural de la Provincia de Cádiz) y la Asociación Cuevas María Moco Espeleología Urbana. 


Este es un extracto del Manifiesto leído a las puertas del Museo Catedralicio.

“El patrimonio es una oportunidad para el desarrollo de Cádiz hoy hay que cuidar, arreglar y adecentar. Hoy pedimos abrir los ojos, no sólo para ver el patrimonio abandonado como una vergüenza, sino también como una pérdida de desarrollo y oportunidades laborales para los ciudadanos.

Los cruceristas se siguen yendo, la desidia de muchas instituciones independientemente del color político. Se abre el teatro romano y se olvidan incluirla en las Noches de Teatro. Se echan fotos en Cádiz pero no se le incluye en el eje de Ciudades Milenarias de Andalucía, se inauguró un puente pero se olvidó de que las factorías de abajo están semiabandonadas.

 Hay tres aspectos básicos a defender:

-La gente de Cádiz quiere conocer lo que tiene, por su parte los de afuera se encuentran la ciudad cerrada a cal y canto. En Facebook nos respondieron que todos los museos del mundo cierran los lunes, y le respondimos que no todas las ciudades tienen el índice de paro de Cádiz.

-La cultura no puede ser gratis, con muy poco se puede hacer mucho, empezando por la educación en las escuelas, para obtener educación cívica que tanta falta hace.

-Viendo a otras ciudades, el patrimonio puede ser una fuente de recursos innegable. Se le exige a todas las administraciones, asociaciones y entidades privadas que dialoguen. El patrimonio no entiende de colores. ¡Basta de monumentos cerrados, basta de horarios europeos que nada tienen que ver con la vida del gaditano ni con la vida que se encuentran sus visitantes!

Orgullosos de que la sociedad gaditana se vuelque en su Cádiz y su patrimonio, en su vida, en su ciudad y caminemos juntos. Mérida o Salamanca son ejemplos a seguir. Es un orgullo haber nacido aquí, el patrimonio es la gran oportunidad de desarrollo para Cádiz”.

Lo que está claro es que el patrimonio es el gran recurso en Cádiz, como defendemos en Por un Cádiz Mejor, de ahí la creación de este blog en defensa de una ciudad a la que hay que respetar y cuidar. Su patrimonio junto a su gente es el gran activo para el desarrollo económico y social de la ciudad y los gaditanos. 

La propia ADIP hace un pequeño esbozo de la materia en su blog y que aquí transcribimos.

"En el contexto tanto internacional como nacional son muchos los destinos que han sabido adaptarse a los tiempos y aprovechar la oportunidad de desarrollo que supone, subiéndose al carro de los que siempre lo han sido. Así, ciudades españolas sin una fuerte tradición patrimonial y turística están alcanzando niveles no soñados con anterioridad, con una política de apuesta fuerte por la cultura, como son Cartagena, Alicante, Cáceres- Trujillo o la zona cantábrica.


Buenas apuestas culturales con la puesta en valor del patrimonio histórico-cultural, que además de ser la base de la cultura, se están convirtiendo en grandes avances económicos en las zonas descritas.

En este sentido, tanto la provincia como la ciudad de Cádiz no puede ni debe perder este tren, pero son nuestras instituciones y nuestra pasividad las que han conseguido que estemos aún en la estación cuando hace bastantes años que el tren está en marcha.

En Cádiz su desidia ha hecho mucho daño, pues la mayoría de los BIC son su responsabilidad, al igual que su declaración y protección, encontrándonos la mayoría de ellos en estado de abandono físico y jurídico. Sanear estas políticas, demostrarle a estos políticos la importancia económica y cultural de la historia, debe ser uno de nuestros principales objetivos.

En cuanto a la política municipal, y ya centrándonos en la ciudad de Cádiz, la verdad es que ni antes ni ahora hay una apuesta decidida por poner en valor el patrimonio de la ciudad. Se ve como algo secundario o terciario, no importante y que puede esperar a otros tiempos mejores. 

Hay que concienciar a nuestro Ayuntamiento y demostrar que se está equivocando. Que un progreso económico de calibre a corto- medio plazo con el desarrollo de la economía cultural, posibilitaría seguramente una mejora de las posibilidades de conseguir avanzar en otros sectores y situar de nuevo a la ciudad de Cádiz en el mapa de Europa para atraer inversores y para conseguir que nazcan nuevos emprendedores e inversores que alejen a la ciudad de ser una ciudad de ayuda familiar y funcionariado en exclusividad.

Establecer nuevos horarios, una nueva ley de oferta y demanda, una nueva política con el intercambio de trabajo e ideas entre las administraciones se nos antoja fundamental para que Cádiz consiga ser y sea de una vez la ciudad que siempre hemos soñado".

(FOTOS: páginas de Facebook ADIP y Moisés Camacho)





viernes, 12 de agosto de 2016

Descuido en las murallas medievales del Pópulo y de la Batería de Segunda Aguada en plaza Santa Ana

Uno de los principales activos que tiene Cádiz es su patrimonio histórico. Tres mil años y distintas civilizaciones dan para mucho, de ahí que nos podamos encontrar en la ciudad restos desde fenicios, a romanos, pasando por medievales o de la época moderna.

El turismo tiene como aliciente en la ciudad este patrimonio, muchos de ellos visitables y que forman parte de nuestro paisaje. La catedral, las murallas, los castillos, las iglesias, el pavimento, arbolado, y un largo etcétera. 

Este patrimonio debe ser cuidado y respetado por todos, primero porque tenemos la obligación de conservarlo para que las generaciones venideras puedan disfrutar de él como nosotros lo hacemos en el presente. Y cuando hablamos de cuidados no sólo nos referimos a la restauración, también al mantenimiento básico que impida un deterioro mayor ulterior.

Como ejemplo vamos a poner dos casos, uno del casco histórico que es donde se encuentra prácticamente la totalidad de este patrimonio, y otro de las Puertas de Tierra.


En el casco histórico nos centraremos en las murallas, pero no las del XVIII, sino en las medievales, en las del barrio del Pópulo. Estas murallas defendían la Cádiz de la Edad Media, y hoy son un reclamo cultural de primer orden, primero por los tres arcos que hay para acceder al barrio: el del Pópulo (en la calle Pelota), en de la Rosa (por la plaza de la catedral) y el de los Blancos (en la calle San Juan de Dios y acceso al vecino barrio de Santa María.

Es este último, el de los Blancos, el que tiene un estado de mantenimiento más deficiente, con numerosos matojos en el lienzo de muralla, así como suciedad en algunas de sus zonas.

Y estamos hablando de la zona cero del patrimonio de la ciudad, el barrio del Pópulo, donde más mimo se debería tener con el patrimonio y con su mantenimiento. 

Primero por su cuidado y segundo por ser un elemento fundamental para el turismo de la ciudad "trimilenaria". Son aspectos que no pueden pasar por alto para las administraciones que deben velar por su mantenimiento y conservación, aunque bien es cierto, que aquí también el civismo de la ciudadanía influye en que la imagen que se presente de estas murallas y su entorno era la más respetuosa con el bien patrimonial.

El caso de Puertas de Tierra son las murallas que formaban parte de la Batería de Segunda Aguada, ubicado en la plaza de Santa Ana.

En este caso, unos restos que se trasladaron a esta zona cercana a su emplazamiento original, y que actualmente es la sede de una asociación de discapacitados.
Al igual que en las murallas medievales del Pópulo, estas de Segunda Aguada, tienen matojos que nos da a entender el escaso mantenimiento que tienen.

El patrimonio es un bien que nos pertenece a todos, y todos tenemos que velar por su conservación y mantenimiento. Más grave aún es que estamos hablando de monumentos catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC) como es el caso del arco medieval de los Blancos en El Pópulo. Si de este patrimonio que goza de máxima protección se dan casos de este tipo, ¿qué nos espera a otro patrimonio sin tanto grado de protección?