sábado, 13 de agosto de 2016

El patrimonio no sólo es pasado, es el presente y futuro del desarrollo económico de Cádiz


Nos hacemos eco y apoyamos en su totalidad la ruta en favor del patrimonio gaditano y la denuncia sobre su abandono que se hizo el jueves 11 de agosto en Cadiz organizada ADIP (Asociación para la Difusión e Investigación del Patrimonio Cultural de la Provincia de Cádiz) y la Asociación Cuevas María Moco Espeleología Urbana. 


Este es un extracto del Manifiesto leído a las puertas del Museo Catedralicio.

“El patrimonio es una oportunidad para el desarrollo de Cádiz hoy hay que cuidar, arreglar y adecentar. Hoy pedimos abrir los ojos, no sólo para ver el patrimonio abandonado como una vergüenza, sino también como una pérdida de desarrollo y oportunidades laborales para los ciudadanos.

Los cruceristas se siguen yendo, la desidia de muchas instituciones independientemente del color político. Se abre el teatro romano y se olvidan incluirla en las Noches de Teatro. Se echan fotos en Cádiz pero no se le incluye en el eje de Ciudades Milenarias de Andalucía, se inauguró un puente pero se olvidó de que las factorías de abajo están semiabandonadas.

 Hay tres aspectos básicos a defender:

-La gente de Cádiz quiere conocer lo que tiene, por su parte los de afuera se encuentran la ciudad cerrada a cal y canto. En Facebook nos respondieron que todos los museos del mundo cierran los lunes, y le respondimos que no todas las ciudades tienen el índice de paro de Cádiz.

-La cultura no puede ser gratis, con muy poco se puede hacer mucho, empezando por la educación en las escuelas, para obtener educación cívica que tanta falta hace.

-Viendo a otras ciudades, el patrimonio puede ser una fuente de recursos innegable. Se le exige a todas las administraciones, asociaciones y entidades privadas que dialoguen. El patrimonio no entiende de colores. ¡Basta de monumentos cerrados, basta de horarios europeos que nada tienen que ver con la vida del gaditano ni con la vida que se encuentran sus visitantes!

Orgullosos de que la sociedad gaditana se vuelque en su Cádiz y su patrimonio, en su vida, en su ciudad y caminemos juntos. Mérida o Salamanca son ejemplos a seguir. Es un orgullo haber nacido aquí, el patrimonio es la gran oportunidad de desarrollo para Cádiz”.

Lo que está claro es que el patrimonio es el gran recurso en Cádiz, como defendemos en Por un Cádiz Mejor, de ahí la creación de este blog en defensa de una ciudad a la que hay que respetar y cuidar. Su patrimonio junto a su gente es el gran activo para el desarrollo económico y social de la ciudad y los gaditanos. 

La propia ADIP hace un pequeño esbozo de la materia en su blog y que aquí transcribimos.

"En el contexto tanto internacional como nacional son muchos los destinos que han sabido adaptarse a los tiempos y aprovechar la oportunidad de desarrollo que supone, subiéndose al carro de los que siempre lo han sido. Así, ciudades españolas sin una fuerte tradición patrimonial y turística están alcanzando niveles no soñados con anterioridad, con una política de apuesta fuerte por la cultura, como son Cartagena, Alicante, Cáceres- Trujillo o la zona cantábrica.


Buenas apuestas culturales con la puesta en valor del patrimonio histórico-cultural, que además de ser la base de la cultura, se están convirtiendo en grandes avances económicos en las zonas descritas.

En este sentido, tanto la provincia como la ciudad de Cádiz no puede ni debe perder este tren, pero son nuestras instituciones y nuestra pasividad las que han conseguido que estemos aún en la estación cuando hace bastantes años que el tren está en marcha.

En Cádiz su desidia ha hecho mucho daño, pues la mayoría de los BIC son su responsabilidad, al igual que su declaración y protección, encontrándonos la mayoría de ellos en estado de abandono físico y jurídico. Sanear estas políticas, demostrarle a estos políticos la importancia económica y cultural de la historia, debe ser uno de nuestros principales objetivos.

En cuanto a la política municipal, y ya centrándonos en la ciudad de Cádiz, la verdad es que ni antes ni ahora hay una apuesta decidida por poner en valor el patrimonio de la ciudad. Se ve como algo secundario o terciario, no importante y que puede esperar a otros tiempos mejores. 

Hay que concienciar a nuestro Ayuntamiento y demostrar que se está equivocando. Que un progreso económico de calibre a corto- medio plazo con el desarrollo de la economía cultural, posibilitaría seguramente una mejora de las posibilidades de conseguir avanzar en otros sectores y situar de nuevo a la ciudad de Cádiz en el mapa de Europa para atraer inversores y para conseguir que nazcan nuevos emprendedores e inversores que alejen a la ciudad de ser una ciudad de ayuda familiar y funcionariado en exclusividad.

Establecer nuevos horarios, una nueva ley de oferta y demanda, una nueva política con el intercambio de trabajo e ideas entre las administraciones se nos antoja fundamental para que Cádiz consiga ser y sea de una vez la ciudad que siempre hemos soñado".

(FOTOS: páginas de Facebook ADIP y Moisés Camacho)





viernes, 12 de agosto de 2016

Descuido en las murallas medievales del Pópulo y de la Batería de Segunda Aguada en plaza Santa Ana

Uno de los principales activos que tiene Cádiz es su patrimonio histórico. Tres mil años y distintas civilizaciones dan para mucho, de ahí que nos podamos encontrar en la ciudad restos desde fenicios, a romanos, pasando por medievales o de la época moderna.

El turismo tiene como aliciente en la ciudad este patrimonio, muchos de ellos visitables y que forman parte de nuestro paisaje. La catedral, las murallas, los castillos, las iglesias, el pavimento, arbolado, y un largo etcétera. 

Este patrimonio debe ser cuidado y respetado por todos, primero porque tenemos la obligación de conservarlo para que las generaciones venideras puedan disfrutar de él como nosotros lo hacemos en el presente. Y cuando hablamos de cuidados no sólo nos referimos a la restauración, también al mantenimiento básico que impida un deterioro mayor ulterior.

Como ejemplo vamos a poner dos casos, uno del casco histórico que es donde se encuentra prácticamente la totalidad de este patrimonio, y otro de las Puertas de Tierra.


En el casco histórico nos centraremos en las murallas, pero no las del XVIII, sino en las medievales, en las del barrio del Pópulo. Estas murallas defendían la Cádiz de la Edad Media, y hoy son un reclamo cultural de primer orden, primero por los tres arcos que hay para acceder al barrio: el del Pópulo (en la calle Pelota), en de la Rosa (por la plaza de la catedral) y el de los Blancos (en la calle San Juan de Dios y acceso al vecino barrio de Santa María.

Es este último, el de los Blancos, el que tiene un estado de mantenimiento más deficiente, con numerosos matojos en el lienzo de muralla, así como suciedad en algunas de sus zonas.

Y estamos hablando de la zona cero del patrimonio de la ciudad, el barrio del Pópulo, donde más mimo se debería tener con el patrimonio y con su mantenimiento. 

Primero por su cuidado y segundo por ser un elemento fundamental para el turismo de la ciudad "trimilenaria". Son aspectos que no pueden pasar por alto para las administraciones que deben velar por su mantenimiento y conservación, aunque bien es cierto, que aquí también el civismo de la ciudadanía influye en que la imagen que se presente de estas murallas y su entorno era la más respetuosa con el bien patrimonial.

El caso de Puertas de Tierra son las murallas que formaban parte de la Batería de Segunda Aguada, ubicado en la plaza de Santa Ana.

En este caso, unos restos que se trasladaron a esta zona cercana a su emplazamiento original, y que actualmente es la sede de una asociación de discapacitados.
Al igual que en las murallas medievales del Pópulo, estas de Segunda Aguada, tienen matojos que nos da a entender el escaso mantenimiento que tienen.

El patrimonio es un bien que nos pertenece a todos, y todos tenemos que velar por su conservación y mantenimiento. Más grave aún es que estamos hablando de monumentos catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC) como es el caso del arco medieval de los Blancos en El Pópulo. Si de este patrimonio que goza de máxima protección se dan casos de este tipo, ¿qué nos espera a otro patrimonio sin tanto grado de protección?




sábado, 30 de julio de 2016

Obras en Palmones: se reanudan las mejoras en las plazoletas de la Barriada de la Paz tras meses de parón

Tras muchas denuncias del estado lamentable en el que se encontraban, y se encuentran, muchas de las plazoletas peatonales de la barriada de la Paz, ya se han reanudado las obras de mejora en algunas de estas, tras su paralización hace unos meses.

En esta ocasión, esta primera fase que ha estado paralizada una vez concluyó el plan de empleo para menores de 20 años, es la de Palmones la primera en la que se está acometiendo esta mejora.


Se está mejorando el pavimento y se está colocando mobiliario urbano, entre otros una zona de gimnasia en la esquina de la avenida Guadalete.

De igual forma se plantará arbolado, que hará más agradable el transitar por estas plazoletas.

Esperemos que se hagan con diligencia estas obras, dado que en algunas de ellas como Guadiaro, el adoquinado es peligroso por la cantidad de boquetes y lozas levantadas que nos econtramos, tal como hemos denunciado en distintas ocasiones en nuestro blog.



jueves, 28 de julio de 2016

El acerado de la calle Batalla del Callao en el Cerro del Moro, en estado deplorable

Seguimos recorriendo Cádiz y nos encontramos calles con pavimentación que deja mucho que desear. En esta ocasión es el barrio del Cerro del Moro, un barrio popular de la zona extramuros de la ciudad que ha tenido una espectacular transformación por parte de la Junta de Andalucía y que lleva unos años paralizadas, por aquello de la crisis.

La zona renovada no presenta problemas algunos, es la correspondida entre Lacave, Valencia y la calle Olvera, mientras aún queda una zona que sería desde Olvera hasta Alcalde Blázquez donde aún están los bloques antiguos y que se renovarán en un futuro según el proceso integral de transformación del Cerro del Moro. 

Serían las calles Trafalgar, Batalla del Callao y Lepanto principalmente en la esquina con Valencia y Alcalde Blázquez y la segunda zona, sería la más cercana al centro de mayores Micaela Aramburu en torno a la calle Alcalá del Valle (cuyos bloques ya están cerrados y tapiados a expensas de un futuro derribo para continuar la fase), y parte de Sor Cristina López García.

Desde ahora y hasta que esto ocurra, estas calles de la zona más antigua del Cerro del Moro y aún no renovada, debe tener un mínimo de conservación.

No es de recibo lo que podemos ver por ejemplo en la calle Batalla del Callao, donde la acera está a la mitad con adoquines, mientras que la otra mitad tiene una superposición de pavimentos y parches que pueden provocar caídas por el estado lamentable.

A esto habría que unirle el hecho de que las barreras arquitectónicas en estas calles sin reformar están a la orden de día, más grave aún por vivir muchas personas mayores en dichos bloques que fueron construidos hace ya varias décadas.

Algo similar ocurre en la contigua avenida Valencia con un acerado sin terminar respeto al resto de dicha avenida que fue recientemente remozada. De esto hablaremos más adelante.

  


miércoles, 27 de julio de 2016

La estación de bus de Cádiz, terminada y pendiente de apertura ¿para cuándo?

Ya lleva, aparentemente finalizada algunas semanas, la obra de la nueva estación de autobuses de Cádiz, la única capital de provincia en Andalucia que carecía de un equipamiento tan básico como andenes para los autobuses de líneas metropolitanas, provinciales, regionales, nacionales e internacionales.

La estación de autobús de Cádiz de toda la vida ha sido la de Comes, una empresa privada ubicada en la plaza de la Hispanidad junto a la plaza de España. Desde que se cerró en julio de 2009 han pasado siete años donde la ciudad de Cádiz ha contado con una "estación de autobuses" provisional en el solar donde se ubicaba la antigua estación de FFCC, en la plaza de Sevilla.

Una estación que ha hecho el "avío" hasta que se construía la nueva en la avenida de Astilleros, tras el acuerdo de la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Cádiz y Adif, dependiente de la Administración del Estado . 

Precisamente es la flamante nueva estación de autobuses la que aún espera, medio año después desde que se finalizara, a que se ponga en marcha. El problema radica en que Adif instale un ascensor que comunique las estaciones de ferrocarril y autobuses, para con ello facilitar el acceso desde la propia plaza de Sevilla a través de la estación de RENFE. 

La zona exterior se ha urbanizado aunque aún queda pendiente la conexión peatonal con la plaza de Sevilla, a través de la avenida de Astilleros, una vía que tendrá un cambio radical, pero que de momento está en un estado que deja mucho que desear. 

Esperemos que el convenio entre la Junta y Adif se firme en breve, o se haya rubricado ya, para la instalación del ascensor y si esto se dilata en el tiempo, la ciudad ni los gaditanos podemos estar a expensas de este asunto para no abrir este importante equipamiento y se vaya poniendo en marcha el centro intermodal de transporte de Cádiz, algo de lo que se viene hablando desde hace mucho tiempo.






domingo, 17 de julio de 2016

El solar de la subdelegación del Gobierno, un eterno vacío en Cádiz

Solar de la extinta Subdelegación del Gobierno de España y casa del subdelegado, entre la plaza de la Constitución y Acacias. 

Años lleva ya este espacio así. Se hizo en su momento prospecciones arqueológicas, se ha vallado recientemente el perímetro, y como viene siendo habitual, nueva "zona verde" silvestre en Cádiz. Este es otro de los grandes solares en manos de la administración, sea la que sea, en este caso del Gobierno Central, que está así sin visos de que la situación cambie.

Ya hemos criticado en numerosas ocasiones este tipo de situaciones, máxime en una ciudad como Cádiz tan limitada de espacio. No sabemos qué podría ir en ese solar, pero por ejemplo en la zona no hay centro de salud cercano.

Desde equipamientos hasta viviendas, o zonas verdes "de verdad" pueden ir en un solar ubicado en una zona privilegiada de la ciudad. En el PGOU viene el uso de suelo como dotación sistema general metropolitano.

Lo que está claro es que una ciudad como Cádiz, con tanta limitación de suelo, por su escasez, no se puede permitir el lujo de tener tanto este, como otros solares, ahí vacíos, baldios, cuando tantos gaditanos se tienen que ir de la ciudad porque, por ejemplo, no hay vivienda que poder comprar o alquilar dado que no hay promociones inmobiliarias, y las pocas que hay están por las nubes. 


martes, 12 de julio de 2016

Gas Natural parchea Cádiz y el Ayuntamiento lo permite

Las obras en nuestras calles son el pan nuestro de cada día. Son necesarias no tanto por estética, que también, sino también por la renovación de un pavimento deteriorado o ausente, para la eliminación de barreras arquitectónicas o porque hay que meter nuevas instalaciones de telecomunicaciones o de suministros de gas, agua o electricidad.

Lo que sí está claro, que cuando se hace una obra de envergadura, por ejemplo el de una calle por completo, se aprovecha y se hacen todas estas cosas a la vez, al menos las que hagan falta. Sería una obra integral, más largas porque hay que tener en cuenta más instalaciones pero a la larga sería mucho mejor. Un ejemplo reciente es el caso de la plaza de las Viudas, una de las que ha contado con un cambio más radical en el casco histórico.

Otro asunto es cuando hay que meter un suministro puntual y hay que levantar zonas concretas. Es lo que ocurre con el gas natural, que poco a poco se está expandiendo por la ciudad. Aquí nos encontramos los casos más sangrantes de parcheos, porque se levanta las zanjas para meter las tuberías hasta una finca determinada y se cubre con cemento en vez de poner el pavimento original. 

Un simple paseo por Cádiz, da igual que sea por el centro o por Puertas de Tierra, encontraremos decenas de calles parcheadas con pavimentos de cemento en vez del original de solería o adoquinado. 

En este primer ejemplo vemos dos calles del Casco Histórico. La calle Botica, en el barrio de Santa María se corresponde con la imagen de la izquierda. Se puede ver el tubo por donde se da suministro de gas a la finca y, en medio de la calle, un parcheo que cruza varios metros de viario, sin su adoquinado original, sino con cemento.

A la derecha, la calle Barrocal, con un parche mucho más pequeño pero siguiendo la misma práctica, se abre zanja para meter la tubería o llave de cierre para caso de emergencia y se cubre con cemento, sin el adoquinado o solería original, quedando una imagen que deja bastante que desear. 

Del centro nos vamos a Puertas de Tierra, en ambos casos se dan en las aceras. A la izquierda la calle García Carrera, una zanja más cuidada pero de igual forma parcheada con cemento. A la derecha un estropicio mucho peor, en la calle Antonio Machado. Prácticamente se ha levantado toda la acera para meter la tubería. 

¿Tanto cuesta una vez hecho el trabajo de tuberías, cubrirlo con su solería o adoquinado? No tiene sentido, primero porque se queda esta imagen y segundo porque hay que abrir de nuevo para renovar el pavimento, así que doble obra para los vecinos, y doble molestias. No tiene sentido. Aquí la Delegación de Urbanismo y Mantenimiento Urbano del Ayuntamiento de Cádiz tendría mucho que decir.